Si todavía no me sigues... ¡Apúntate al club!

REMES

REMES
Red mundial de escritores en español
<<<☺☺☺ >>> QUERID@S LECTOR@s bienvenid@s a mi blog Un solpo de brisa fresca: La lectura. Espero que os sintáis bien en él mientras dure vuestra visita <<<☺☺☺ >>>.
gadgets para blogger

Que las hadas y musas elijan un capítulo para ti. Con suerte te quedas a compartir esta aventura.


Ver una entrada al azar

martes, 12 de octubre de 2010

Una Erasmus para Laura - Capítulo 13




El timbre de la puerta había sonado hacía un momento, pero nadie iba a abrir. Al poco volvió a sonar de nuevo, pero con más urgencia, y Michael que estaba viendo la televisión fue a abrir protestando a notar que nadie se interesaba por atender la llamada.
―¿Es que estáis todos sordos? ―le gritó a sus hermanos, pero no recibió respuesta―. Eso… eso… haceros los sordos… ¡Es que soy idiota! Seguro que no es para mí…
―¡Por fin Michael! ―exclamó Ruth que venía escaleras abajo dispuesta a abrir―. ¡Por fin! Mis oídos has escuchado lo que tantas veces te he dicho y tú has negado… ¡Eres idiota! Si te lo decía yo…
―¡Ruth! ¡Ruth! ―le gritó furioso lanzándole una zapatilla que hizo blanco en la pared de la escalera.
La peque de la familia le sacó la lengua parapetándose tras la baranda que hacía curva en un rellano antes del tramo que llevaba al primer piso.
―Las verdades duelen, Mike. Pero no hay cosa más cierta que ésa…
―Eres una bruja…―arremetió contra ella subiendo los primeros escalones con intención de perseguirá―. ¡Una pequeña bruja deslenguada!
Ruth se reía desde arriba cerca ya de la puerta de su dormitorio.
―¡Idiota!
La insistencia del timbre llenaba la casa mientras Mike desistió de ir en busca de la molesta mocosa y volver al vestíbulo para abrir. Asombrado y tras la puerta se encontró con la carita bonita de Jane Archer, la ex de su hermano, que sonreía habiendo escuchado la trapisonda entre su amiga Ruth y él.
―Hola… ¿Paul o Mike?
―Mike ―respondió indolente―. ¿Qué quieres? ―inquirió sin ocultar su molestia al verla.
―Nunca conseguiré distinguiros a la primera…―sonrió picarona sin hacer caso a la pregunta―. Después ya es otra cosa… cuando os oigo hablar… Paul es mucho más adorable que tú, por supuesto. Además Ruth no se atrevería a meterse con él como lo hace contigo… En el fondo tiene razón.
―Una pena… ¿Qué haces aquí? ―volvió a preguntarle secamente.
―Ya he oído a Ruth y sé que está en casa. Vengo a estudiar con ella. Tenemos una prueba de dicción el jueves. ¿Me permites? ―le dijo apartándole de su camino entrando en la casa.
―Sí, pasa, estás en tu casa ―la increpó molesto por el descaro de Jane―, Está en su cuarto. No te acompaño ya sabes donde es. Tú misma…, “encanto”.
―Gracias, Mike, eres un sol ―le piropeó subiendo.
 Michael cerró la puerta lanzando un suspiro profundo, presentía problemas con aquella chica allí.
―¿Y tu hermano? ―le preguntó Jane cuando hubo alcanzado el rellano.
―Está en el garaje liado con el coche. Lo va a gastar de tanto limpiarlo.
―Es su hobby.
―Sí… claro. Podría abrir la puerta cuando vienen a verle, para variar. Me he perdido media película, ¡mierda!
Michael la vio subir las escaleras con aquel estilo seductor que tenía al andar… Parecía realmente una actriz consumada, pensó. Pero saber que se interesaba de nuevo por su hermano Paul no le hizo demasiada gracia.
Jane subió hasta el descansillo de la primera planta y corrió de puntillas dejando atrás el dormitorio de Ruth hacia la escalera de servicio bajando por ella a toda prisa y corriendo hacia a la cocina por donde salió al patio. El garaje estaba allí.
Paul estaba poniendo a punto su Mini Cooper para su cita con Laura. Era sábado y por fin no llovía después de una semana diluviando.  Había decidido llevarla al Zoo de Regent’s Park, comer en cualquier sitio una hambueguesa y después al cine por la tarde.  Era un plan perfecto para una primera cita y estaba seguro de que a la chica le gustaría.
La voz de Jane llamándole le sorprendió tanto que al levantar la cabeza para cerciorarse se dio un golpe al sacarla del coche buscando a su ex. ¡Era verdad! Suspiró agitado sin podérselo creer. Después de casi dos meses y medio Jane estaba en su casa buscándole… No era una alucinación ni un ofuscamiento de su mente, que llevaba dándole vueltas a su ruptura con Jane todo el rato. Pensando en su situación toda la mañana y estaba seguro que aquella era la voz de la chica, no estaba imaginándosela, pues llegó a pensar que estaba tan obsesionado por ella que no podía deshacerse de la atracción que ejercía Jane sobre él y que podría ser una mala pasada de sus mente, pero no. Lo estaba escuchando. Un pesar descendió por su garganta hasta su estómago como si fuera de plomo, ¿Qué oportuna? Precisamente ahora… Sintió con un arrebato y la intención de esconderse para que no le viera, pero de repente pensó que si lo hacía y empezaba a salir con Laura, las oportunidades de recuperar a Jane se acabarían. Y no estaba muy seguro de querer eso... 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha encantado este capítulo. Es divertidísimo como todos los demás.

¿Cuándo llega el siguiente?

PD. No puedo con Jane, es insoportable... ¬¬

..::Deliutus::.. dijo...

Uis como se están poniendo las cosas... Cada vez más calientes, sobre todo en el coche de Paul. ¡Madre mía! que homenaje se pegan esos dos en un espacio tan reducido. XDDDD Me he hinchado de reír con la escena es super divertida y supongo que bastante común... Jane me sigue pareciendo una petarda total, no entiendo cómo Paul sigue interesado en ella teniendo a su disposición a Laura que es mucho más maja la muchacha... un poco redicha, pero buena en el fondo.

Kisses

Delia Lozano dijo...

Estos chicos son la monda. Menuda idea la de Paul. Me da que de aquí no puede salir nada bueno, aunque no le veo mala intención al chico. Jane es una corderita con piel de loba y las chicas me encantan todas. Laura es la protagonista y es eso, genial. Advierto un poco de envidia por parte de su hermana Carmen, siempre tan seca y un poco egoísta... Lourdes es todo de Dios y habla poco pero tiene unas caídas que me río mucho con ella y Vicky es demasiado ingenua, parece que quiere abrirse un hueco entre sus compañeros, es como si tuviera un poquito de complejo de inferioridad... No sé... a ver por donde sale... ¿Para cuando el 14? No puedo esperar si la tuviera en papel ya me la habría leído. Besos hermana. Muakis

Anónimo dijo...

SARA, Sevilla
Me encantaa tu blogg ayer me lei todaa la historia en una tardee, no podia pararr!!!!

marymaria dijo...

Ya no me gusta Paul! Es que todos los chicos son tan calenturientos?? Puf!
y eso de tener a Laura disponible, y "recuperar" a JAne al mismo tiempo, Grrrr, es un patán!!!!

Pero veremos que pasa después. Ah! esa Jane me pareció una facilota y casi vulgar.

Klaudia Quiroga dijo...

Aquí aflora la verdadera naturaleza de los chicos y su poca fuerza de voluntad, son incapaces de controlar sus hormonas... desde luego siempre son tan egoístas, sólo piensan en ellos mismo y en conseguir todo lo que quieren sin importar cómo o las consecuencias.
De nuevo te comes algunas letras, supongo que será por escribir rápido xD

¿Qué te atrae más de la novela y te hace disfrutar de ella? (puedes elegir más de una respuesta)

¿En que capítulo de la novela te enganchaste?

Save creative