Si todavía no me sigues... ¡Apúntate al club!

REMES

REMES
Red mundial de escritores en español
<<<☺☺☺ >>> QUERID@S LECTOR@s bienvenid@s a mi blog Un solpo de brisa fresca: La lectura. Espero que os sintáis bien en él mientras dure vuestra visita <<<☺☺☺ >>>.
gadgets para blogger

Que las hadas y musas elijan un capítulo para ti. Con suerte te quedas a compartir esta aventura.


Ver una entrada al azar

sábado, 24 de diciembre de 2011

Mis mejores deseos.

    Para todos mis amigos y lectores desde este blog quiero desearos

¡FELIZ NAVIDAD!

Que la Navidad llene vuestras vidas ahora y siempre, pues no hay que esperar a que llegue el
24 de Diciembre para sentirse lleno de PAZ y AMOR hacia a los que nos rodean.
Pues yo os deseo eso, que  esa sensación  que nos llena y nos posee de alguna manera muy especial,
nos acompañe siempre y nos colme de alegría.
Y que en Nuevo Año venga cargado de parabienes para todos los que tengan una necesidad del tipo que sea,
Y para los que no, nos traiga alegría y suerte y salud.
Así os lo deseo de todos corazón.




¡Feliz Año Nuevo!





martes, 20 de diciembre de 2011

Un premio Gracias por tu amistad



Este nuevo premio llega de la mano de mi querida Marimar http://memoriasdealezeia.blogspot.com/
quien me ha dado una sorpresa inesperada. Ahora debo comentar diez cosas sobre mí, 
me parecen demasiadas, con todas las que ya he contado anteriormente.
Pero intentaré contar algo nuevo.
1-. Me encanta el cine. Las buenas películas ya sean de acción, románticas de cine negro o de ciencia ficción y de la segunda guerra mundial, sin embargo no soporto las películas de la guerra del Vietnam... Me ponen muy nerviosa lo mismo que las de miedo, antes me gustaban más que ahora, no me agrada la sensación que me causan. 
2.- Pero volviendo a la ciencia ficción
 tengo que decir que de hecho soy fan de Star Trerk desde que tenía 5 años. Imaginaros. Me encantaba verla en la tele.
Seguí dos series británicas llamadas U. F.O. y  Espacio 1999. Me encantaban. 
3-. Adoro a mis perros y a todos los perros en general. Son animales adorables y muy inteligentes, me gusta observar su capacidad de adaptarse a vivir con los humanos y son increíbles en todo lo que son capaces de hacer para acercarse ti y comunicarse contigo.
4.- Los felinos me causan fascinación también tengo un gato, pero los grandes felinos me apasionan y me encantan los documentales sobre ese tema.
5.-Las plantas me encantan también, tengo un patio en mi casa que parece la Selva Negra. 
6.- Me encanta la literatura victoriana, mis autoras favoritas: Jane Austen y Elizabeth Gaskell.
Mi autor favorito por excelencia: Oscar Wilde.
7.- Me encantan hacer buenas fotografías y si son raras mejor, pero con que sean buenas me conformo.
8.- Estoy muy ilusionada por la próxima publicación de mi novela  y desde aquí ya os comunico que será para finales de Enero o principios de Febrero. 
9.- Soy una persona muy familiar, adoro a los míos y disfruto teniéndolos a mi lado.
10.- No soy nada golosa, me gusta probar algún dulce de vez en cuando, pero un segundo me empalaga.


Ahora hay que seguir las siguientes reglas:
 Las reglas son fijas.
 Todas las personas deben poner 10 u 11 cosas sobre ellas.
 Tienes que dar 10 u 11 preguntas a las personas que elegiste para realizarlo.
- No es obligatorio responder a las preguntas de cadena, pero sí las preguntas de la persona que te eligió.
 Elegir 10 u 11 personas para que hagan lo mismo y vincular sus páginas.
 No se puede regresar el mismo.
Espero que paséis un buen rato.

Respondiendo a la primera pregunta de Marimar.
1. ¿Qué necesitas para escribir? además del boli y el papel o el ordenador.
Bien, para escribir necesito un lugar en calma, música de The Beatles y tener la cabeza llena de ideas, quizá  contemplar por un momento un buen paisaje que me relaje y saber que todo  va bien.
2. ¿Qué libro recomiendas?
Traficantes de sueños de Harold Robbins.  
 3. Si te dieran a elegir ¿qué personaje literario serías?
Sería sin duda varios. por ejemplo, 
 cualquiera de las heroínas de Jane Austen 
sobre todo Elizabeth Bennett (Orgullo y prejuicio) 
y
Eleanor Dashwood. (Sentido y sensibilidad)
Adoro a Arwen o Galadriel (El Señor de los Anillos)

Robert Langdon (El código Da Vinci)
o
Sherlock Holmes, me encanta.
Pero hay uno que realmente me apasiona y que conozco muy bien, 
se llama Cass Garrett y pertenece a mi novela En la piel fría 
es un personaje que realmente he sido mientras lo he ido creando.  
4. ¿Qué serías capaz de hacer por amor?
Todo.
5. ¿Cuál es el mejor sitio donde sueles escribir?
En casa, en mi estudio, pero tengo una habitación a la que llamamos "El Puente" porque está  hecha  prácticamente de cristal, donde hay una energía especial y me encanta estar en ella, un poco calurosa en verano, pero no importa, es un lugar sensacional, en ella he escrito la mayoría de mis novelas.
6. Cambiando de tema ¿cuál es tu perfume favorito?
Paris, de Yves Saint Laurent
7. ¿Qué piensas de la persona que te dio este premio?
Que es encantadora, escribe muy bien y tengo muchas ganas de conocerla personalmente.
8. ¿Cuál es tu mayor sueño?
Abrirme paso en el difícil mundo de la literatura.
9. ¿Te enamoraste alguna vez? 
Por supuesto, más de una.
10. Con la letra inicial de tu nik, dime la primera palabra que se te ocurra.
Emoción

  Ahora mis preguntas para las ganadoras del premio que son:

1.- ¿Qué cualidades debe reunir un buen personaje.
2.-Qué te es más fácil describir, la bondad o la maldad (en términos generales)
3.- ¿Cómo construyes una historia: seguida, a trozos,  desde el final hacia el principio, viceversa...?
4.- Afecta  tu estado de ánimo a los personajes cuando escribes o lo aislas?
5.-¿Noche Buena, Noche Vieja o Reyes?
6.- ¿Pluma (boli) u ordenador?
7.-La persona que te ha dado el premio es...
8.-¿Te ves ganando un premio literario de los importantes?
9.- ¿Si pudieras estar con el personaje favorito de tu novela favorita qué harías?
10.- ¿Tu pelicula favorita?
Espero que os hayáis divertido
Un beso a tod@s. Sobre todo a las ganadoras.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 60




 El establecimiento de Café Presto en Torrington Place era un hervidero de estudiantes a aquella hora en busca de un sándwich o un café. John lo había preferido a Costa Coffee y había llegado caminando hasta allí huyendo de encontrarse con caras conocidas que le hicieran preguntas y lo pusieran en un incómodo compromiso.  Estaba sentado en una mesa retirado de la entrada, no quería ser descubierto por el primero que llegara y lo reconociera implicado en la comidilla de la facultad: el asunto de Vicky Blackwell. Parecía que durante aquellos días no había otra cosa de que hablar en la Bartlett. Como si no hubiera en qué emplear el tiempo…
Hasta después de tener su café con leche doble muy caliente y dos sándwiches mixtos de jamón y queso, no empezó a sentirse seguro de que en aquel rincón podría estar a salvo de los indiscretos. No quería ver a nadie, ni a sus propios amigos. Se sentía demasiado vulnerable en esos instantes y un perdedor, como para permitir que lo viesen en aquel lamentable estado.  Estaba siendo consciente de que los errores cometidos se estaban cobrando su tributo, pero él nunca hubiera pensado que el tributo pudiera ser tan grande que podría apartarlo de su carrera como arquitecto, y al paso que iba, eso mismo era lo que  estaba a punto de suceder. Nunca debió dar a Vicky Blackwell una oportunidad de acercarse a él. Tenía que haber sido firme en eso y no haberse arrimado a ella cuando le interesó de alguna manera. Craso error que cometido llevado por el orgullo para demostrar a Paul… “¿Qué le había demostrado realmente?” Se preguntó sin encontrar ninguna respuesta que le satisficiera. Pero de lo que sí estaba seguro era que de todas las chicas que había conocido, Vicky era una más entre un millón y debería haber sido lo bastante sagaz para darse cuenta que ella le estaba ganando la partida poco a poco sin que él pudiera hacer nada por evitarlo. John se sentía un gran perdedor, no sólo por todo lo que estaba pasando, sino por perder a Laura también. Alguien tan cerca de él y tan lejos a la vez. Ni sus risas ni sus ocurrentes palabras le servían ahora de mucho; mas, de manera contraria, estaban haciéndole sentirse como un payaso en manos de aquella pequeña marrullera que le extorsionaba de una manera increíble y astuta, obligándole a esconderse detrás de una máscara donde poder lamentar su amargura a solas en un rincón apartado de aquel bar. Mientras se preguntaba por qué le ocurría eso a él. Qué había hecho tan malo para merecer que el destino le hiciera pasar por algo semejante… Pero ya era demasiado tarde para emprender un camino distinto, debía encontrar la salida de ése y escapar hacía la razón que le asistía, para demostrar que nada de lo que Vicky afirmaba era cierto. “¡Maldita la hora en que le puso una mano encima!”  Se recriminó duramente mientras apretaba los puños con ganas de golpear algo… o alguien… Pero no. debía conservar la calma y hacer las cosas de manera lógica y sensata. Sólo entonces lograría rescatar su dignidad ofendida y dejar de sentirse un perdedor. A pesar de todo y de lo que los demás pudieran pensar, él no era lo que parecía ser. Era John Lane, un joven prometedor, estudiante de arquitectura e iba a encararse con su destino y tomar las riendas de su vida sin dejarse manipular por nadie. Aunque todavía no sabía cómo hacerlo.
Cuando acabó de comer abrió su libro de Historia y se colocó al lado una carpeta con folios de apuntes. Empezó a leer, pero su mente divagaba entre las líneas consumiendo letras sin sentido mientras que sus ideas no se apartaban de problema que planeaba sobre su cabeza. Estaba completamente distraído, abstraído en los consejos de Mr. O’Toole, las broncas de sus padres, las bromas y recomendaciones de sus amigos y las palabras de la aprovechada de Vicky incriminándole de aquella manera tan sucia en algo que podría haberse solucionado de una forma más normal y sin darle tanto pábulo a diestro y siniestro como había hecho la muy pérfida. ¿Persiguiendo qué? ¿Su amor? “Pues estaba lista”. Se dijo mientras garabateaba en el papel. “El orgullo viene antes de la caída”. Pensó con determinación en el proverbio, y no iba a prescindir de él por muy bajo que hubiese caído ante sus padres o sus amigos, si le quedaba alguno... Sin embargo, por más que analizaba todo el tiempo transcurrido desde que comenzó el curso, era difícil caer en la cuenta de lo que estaba pasando y cualquier esfuerzo por buscar la luz parecía inútil. De repente se fijó en los garabatos que había dibujado en el folio que emborronaba con ellos. Eran eles, una detrás de otra… Soltó el bolígrafo sobre la mesa, como si le diera calambre, tan fuerte, que fue a parar al otro extremo y no lo detuvo por un micro-segundo antes de que volteara al suelo sin remedio. Se agachó para buscarlo y cuál fue su sorpresa que, al alcanzarlo, una mano femenina ya lo había atrapado al llegar al suelo y estaba dispuesta a devolvérselo con una sonrisa tan encantadora como sugestiva que John no recordaba haber recibido de nadie en semanas.
―Se te ha caído ―le dijo Jane Archer alzándose del suelo tras recoger el bolígrafo de John.
Él se quedó mirándola un poco fuera de contexto, no se había dado cuenta que por huir de sus compañeros y amigos se alejó de Costa Coffee en busca de seguridad y soledad, pero se había metido en Café Presto, la cafetería que era frecuentada por los alumnos de la RADA. Era demasiado tarde cuando cayó en la cuenta al ver a Jane sonriente y solicita, con la mano extendida, devolviéndole el bolígrafo.
―Hola ―le dijo levantándose para saludarla, dándole un beso en la mejilla, a la vez que oteaba los alrededores en busca de Ruth McClellan, su sombra.
Jane le devolvió el saludo complacida de verle y haberle encontrado allí por primera vez en tanto tiempo. Echó un fugaz y taimado vistazo a su alrededor, que a John no le pasó desapercibido, intuyendo su intención de saber si Paul se hallaba cerca de él.
―¡Qué raro verte por aquí! ―continuó diciendo Jane.
―Trataba de estudiar un poco ―expuso John como excusa, no pensaba decirle la verdad de su situación―. Bueno… pasar apuntes y eso… No se puede concentrar uno mucho con tanto ruido. Pero los sándwiches son muy buenos… ¡y el café! ¿Te apetece tomar algo?
―Estoy con Ruth McClellan y otros compañeros en una mesa del fondo  ―le comunicó señalando hacia la mesa donde los demás estaban mirándolos sin quitar ojo―. Pero supongo que no se irán sin mí, si me tomo algo contigo… ¡Un café irlandés!
John levantó una mano para saludar y Ruth le contestó acompañando al saludo con una sonrisa que le pareció falsa.
―Pues que sean dos ―le dijo con la mirada fija en el bolígrafo―. ¿Te importa?
―¿Perdón?
―El boli…
―¡Ahh! Sí, el bolígrafo… ¡Cómo no! Toma ―se lo ofreció.
―Siéntate, por favor… ―le pidió con amabilidad―. Voy a pedir los cafés.
Jane le brindó una sonrisa protocolaria al ver que se dirigía a la barra y se quedó mirando al chico. Intuía porque estaba allí, las noticias de esa índole corrían como la pólvora. Encontrarle había supuesto de momento una oportunidad de oro que, por supuesto no pensaba desperdiciar. Llevaba semanas urdiendo un plan y John significaba una gran aportación logística a ese plan. Antes de que John volviera con los cafés, se volvió hacia la mesa que ocupaba con Ruth, Tyler y otro chico compañero de la RADA y les hizo señas con la mano indicándoles que esperaran...

sábado, 12 de noviembre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 59


TERCERA PARTE
TERCER CUATRIMESTRE
Abril-Julio 2011


  Diseño gráfico de amor, venganza y partida en un sólo plano.




Capítulo 59



Los exámenes habían acabado hacía unas semanas. Había llegado la primavera, pero eso no era motivo de alegría. El sol no brillaba alto. El cielo no era de un azul resplandeciente. Los pájaros no cantaban ni las flores eclosionaban por doquier… Seguía haciendo el mismo frío, las nubes encapotaban un cielo grisáceo y la lluvia se paseaba por las calles regándolo todo casi todos los días, aunque éstos empezaban a notarse un poco más largos al atardecer. 
Los resultados de todo el trabajo del aquel largo cuatrimestre se vio recompensando con creces para los chicos del grupo Lane, cuya mayoría de integrantes obtuvieron las calificaciones esperadas en sus pruebas, todos menos Vicky e, increíblemente, John, que, para asombro de todos, había suspendido Proyecto, Historia y Geometría Descriptiva.
Las presiones a las que se vio sometido durante ese tiempo se habían cobrado sus tributos, aunque John no parecía demasiado preocupado por ello. Su mente estaba en otro estrato de su existencia, como ausente de la realidad, preguntándose qué estaba pasando a su alrededor y cómo solucionar eso mismo que pasaba fuera de su control  y que lo arrastraba, de una manera bestial, a un abismo  al cual él se negaba a caer. John era perfecto conocedor que si se dejaba llevar por las pretensiones de la flipada de Vicky Blackwell jamás recobraría su cordura y su dignidad. Con reprimir en su cabeza sus deseos de eliminarla (ya tenía bastante) de un plumazo de su vida, como hacía el personaje de su juego favorito de la Xbox, Assassins Creed, con el cual se evadía de sus problemas y pasaba los pocos momentos de descanso que tenía  en los últimos días en que iba a vivir en su casa de momento, pues eso lo relajaba, descargaba su adrenalina dando sablazos a diestro y siniestro y le ayudaba a pensar. Pero lo único que tenía claro era que odiaba a Vicky sin remisión por haber destrozado su vida, por haber roto su imagen social y académica convirtiéndolo en un vulgar cernícalo sin sentimientos ante todos sus amigos, compañeros y conocidos. Los estudios habían caído en un lugar secundario, pues sin su personal energía creadora y su inteligencia trabajando a tope no podía seguir adelante, además del cansancio físico que mermaba mucho su actividad intelectual.
Vicky Blackwell se lo ha había arrebatado todo de momento,  y el sólo hecho de pensar en ella a todos horas del día ya generaba una sensación de agotamiento unido al desaliento emocional que le resultaba difícil superar. Aunque John sabía que era transitorio y hacía ver que eso no le importaba demasiado. Sin embargo, sabía que no podría seguir demasiado tiempo así. Tenía ya suficiente con lo que sucedía en el centro de su vida y con frenar sus impulsos, necesitando de toda su voluntad para no cometer una locura, y poder pensar en soluciones, como para estar fingiendo ante todos una indiferencia que no era tal...
  

martes, 25 de octubre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 58





Queridos “emafílicos” ―dijo Gerald Howes, distinguido profesor de la asignatura de Proyectos Arquitectónicos e insigne arquitecto, con un tono cargado de sarcasmo y prepotencia  a una clase masificada y, más que atenta a sus palabras, paralizada por ellas, pues precedían al examen de la más temida materia del curso―. ¡El Infierno!…  Es de donde salieron al aprobar primero y el sitio de donde nunca deberían haber salido sin lugar a dudas. El mundo sería un lugar más seguro si eso no hubiera sucedido jamás. El Purgatorio, el lugar de donde pretenden escapar. Un sitio nada agradable para nadie, me temo, pero hecho a la medida de descerebrados como ustedes de donde espero que muchos... muchos no salgan jamás. Más allá está El Limbo, queridos “emafílicos”, un sitio en donde ustedes pretendían estar antes de tiempo y, durante esas odiosas manifestaciones de hace unos meses, demostraron con creces que es el sitio perfecto para su calamitosa incompetencia… Sin duda alguna, ustedes se vieron contagiados del fervor nihilista y padecieron esa grave enfermedad de la vagancia y la brutalidad que afectaba en gran medida a sus cerebros. Aunque intentaran salvar la EMA, acción loable donde las haya, ustedes ahora pagarán las consecuencias de esa afinidad con los subsidios, que no suicidios...  Aunque, bien pensado, habrían dejado el aula más clara de estorbos innecesarios. Descuidar sus trabajos no ha sido una buena idea, señores… No. Así que aténganse a las consecuencias que conocerán en breve.
»Háganse cuenta que después de Dios Nuestro Señor, La Corte Celestial, Los Arquitectos, El Mundo Terrenal, Los Repudiados y Olvidados y Los Condenados al Inframundo están ustedes, queridos estudiantes de arquitectura. La especie más insignificante del globo. Así que espero que los que no se sientan capaces de dejar de ser un gusano y construir notoriamente su capullo, convertirse en pupa y ser capaces de abandonar ese estado de crisálida y emerger como una bella mariposa a la vida creativa, abandonen la sala, los estudios y esta escuela. ¡Entorpecen las oportunidades de quienes realmente valen! Una metamorfosis ha de suceder en todos aquellos que alcancen El Empireo. Ténganlo muy presente.
»Y dicho esto, empecemos, no tengo tiempo para perder toda la mañana. Señor Osmond, Señor Hamilton, Señorita Shahani, por favor… ¿Son tan amables de entregar las pruebas del examen? Señores tiene dos horas y media, al finalizar dejen sus folios a la izquierda de mi mesa y a la derecha sus trabajos y que Dios reparta suerte ya que no se esforzó por repartir inteligencia entre ustedes. Una vez estén listos comiencen, por favor…
*  *  *

domingo, 16 de octubre de 2011

Aniversario y Nuevo Premio





Este dulce y nuevo premio viene de mano de una amiga muy especial en la celebración del segundo año de su estupendo blog 
Hace poco tiempo que sigue mi blog, lo cual agradezco también, porque sé que le supone un gran esfuerzo, quitando tiempo de su descanso, por lo cual me siento muy honrada, puesto que mi historia es sólo eso, una simple historia, y que alguien como Sor Cecilia se interese por ella, me llena de satisfacción y me hace pensar que algo debe tener  lo que escribo cuando a una persona como ella, dedicada por completo a la entrega y el servicio a los demás, le ha llamado la atención.
Desde aquí mi agradecimiento y mi amistad y todo mi apoyo a su extraordinaria labor llena de amor y dedicación hacia los que la necesitan.




Este Premio llega cuando mi blog cumple un año  y desde esta página quiero agradecer a todos aquellos que me han seguido durante este largo año haciendo que mi contador de visitas llegue a la nada despreciable cifra de 10.686 al momento de escribir esto. 
Realmente siento que crear el blog me puso en contacto con mucha gente cariñosa y agradable de la que he recibido el calor, el apoyo y la paciencia de esperar cada semana, cada mes... mis post; devolviéndome alegría y ánimo en cada comentario para la historia que en él se encuentra. 
Próximamente espero verla publicada en papel,  un hecho anecdótico, después de haber escrito durante tantos años, cuando llega mi momento, es mi primera novela la que sale a la luz...   
Sé que las cosas no son porque sí, que todo tiene su razón y sé también de las cualidades de 
Una Erasmus para Laura.
Entre otras cosas, porque vosotros, mis lectores y seguidores, me lo habéis repetido un montón de veces.
De nuevo mi agradecimiento por todo lo que me habéis dado en este año juntos.
Os dejo aquí todo mi cariño y os insto a ayudarme a soplar esta primera vela con el deseo de permanecer juntos mucho tiempo más.



viernes, 7 de octubre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 57



John había estado dándole vueltas a la cabeza, tratando de pensar con claridad acerca de la decisión que tomó en un momento de acaloramiento antes de volver a la granja desde Salisbury; aunque las cervezas que se tomó después de la cena, en buena armonía con los chicos, no le dejaban hacerlo con demasiada claridad. No estaba borracho, pero sí achispado y sus pensamientos fluían despacio sin ninguna agilidad. Lamentaba haber tratado a Laura tan bruscamente aquella tarde, no sabía por qué había reaccionado así al saber la fechoría de Vicky, pero no lo pudo evitar. Laura siempre había abogado por ella. Estaba dispuesta en cualquier momento a justificar sus errores y a enfrentarse a él y ésa era, precisamente, la actitud que le ponía de los nerviosos; cuando ella conocía perfectamente que no soportaba a Vicky Blackwell. Pero Laura era muy obstinada y John no podía hacer nada al respecto. Las cosas con ella ya estaban bastante picadas para distanciarse más aún de aquella chica que le ponía la piel de gallina con sólo verla u oírla hablar. Definitivamente decidió que le debía una disculpa, Eso sería lo mejor, así las cosas volverían a su lugar. No se perdonaría as sí mismo si Laura dejaba de hablarle por tan poca cosa. Pero se la daría al día siguiente, en el desayuno, antes de salir ara visitar la Catedral. Ahora era el momento de reconcentrar sus ideas, buscar todas sus razones y llamar a Vicky para comunicarle su decisión. Le mandó un mensaje al móvil para hacerla venir a su dormitorio. Era el mejor lugar para hablar de eso, aún era buena hora.
Ella estaba en su habitación, en el desván, habilitado también como alojamiento, junto a Daphne y Alice atareadas en una charla de chicas. Trapos, tendencias y músicos favoritos. No se lo podía creer cuando vio en la pantalla de su aparato el nombre del chico y el mensaje escueto, pero muy claro, que le decía:

¿Puedes bajar a mi cuarto ahora, por favor? Te esperaré hasta las 12:00. Si no vienes entenderé que estás dormida y/o no has visto el mensaje. Si es de otra manera, contéstalo. Es importante. John.

  

sábado, 1 de octubre de 2011

...Y siguen los premios. ¡Qué guay!


  PREMIO DE MI PARTE  

¡Hola a todos de nuevo!
 Otra vez aquí para subir otra avalancha de premios que tenía ahí apalancados y, por falta de tiempo, no podía subir, porque todo lo estaba dedicando en acabar la novela, que dicho sea de paso, ya está en manos del editor... Ahora a esperar... ¡Qué nervios! 
Aprovecho este post para deciros que si queréis preguntarme algo sobre ella, lo hagáis a través del correo electrónico. lauralozanoramirez@gmail.com
En fin, a lo que vamos... 

Este premio tan guay viene de mano de mi queridísima Esthervampire http://invasion-z.blogspot.com su fantástico blog de zombies; con sus peculiares personajes realmente pasas un buen rato leyendo y lo mejor es lo bien escrito que está. Me pregunto si esta chica tiene alguna pretensión en el mundo literario... Me temo yo que sí... Y lo hace de MUERTEEEE... 

  
Ahora tres mentiras y tres verdades sobre mí.
Me gustan mucho las chirimoyas, son mi fruta favorita.
Adoro las tardes de verano junto al mar.
Me encanta como va el país, políticamente hablando.
Soy una persona fría y despreocupada, vivo al día.
Soy muy coqueta y siempre me gusta dar una imagen buena de mi misma.
Tengo una fuerza interior que a veces ni yo misma sé de dónde demonios sale.

Los Blogs premiados son:

PREMIO PARA UN BLOG ESPECIAL COMO EL TUYO  


Esta segunda maravilla viene de la misma mano. Esthervampire, que me quiere mucho y le encanta mi blog, a mí el suyo me da pavooorrrr, auqnue me río muchísimo con ciertas situaciones. Gracias, linda por tenerme tan en cuenta y mostrarme tu aprecio de esta sencilla manera, para mí es un honor recibir tu meritoria mención y desde estas líneas te envío un beso muy grande por quererme de esta manera.


 Ahora, como norma, debo compartir con vosotros una de mis frases favoritas.
Pues bien, tal vez una de mis frases favoritas y tengo varias, es una que dijo el muy conocido y querido para mí,  John Lennon. Tal vez sea porque he comprobado demasiadas veces ya que es la pura verdad  y que llevaba razón en todo al afirmar que:
La vida es lo que te sucede mientras andas ocupado haciendo otros planes.

Ahora vienen los premiados:



 PREMIO BLOGGIE PARA TI


 El color de este blog me encanta,  espero que a  Kate: http://minimundoss.blogspot.com/ a quien todos conocemos, le guste como a mí. Ella es un amor y yo la quiero mucho porque ella es una de mis mejores seguidoras, aunque no sólo por eso... y una estupenda escritora, tiene una facilidad pasmosa de enlazar objetos con ideas y hacer relatos insospechados que me dejan anonadada. Os aconsejo que le echéis un vistazo a su blog, no perderéis el tiempo, más bien os dejará fascinados.


 La chica de los zapatos azules: http://lacajitadlosrecuerdos.blogspot.com/ 


PREMIO DESTELLOS BRILLANTES 


Una vez más este brillante premio viene ni nada más ni nada menos que de la mano de
Esther http://invasion-z.blogspot.com.
Esta chica no puede disimular que es mi fan. jajajaja... y por eso yo la quiero un montonazo.
Las normas...
 Las de siempre, decir quien te lo otorga, decir a quien se lo das, poner la foto y colorín colorado a otro premio y se ha acabado...

Y los premiados son: 



PREMIO ÁNGELES QUE TE LLEVAN AL CIELO 

Este preciso premio viene doblemente otorgado de la mano de Kate y de Esther 
 Decir que a estas alturas estas chicas me van a sacar los colores...  y decir que ambas son estupendas escritoras y que tiene dos blogs interesantísimos...
Creo que ya todos los sabéis de sobra.


Ahora hay que responder a una pregunta:
¿Sacrificarías el cielo por una persona importante para ti?
La respuesta es
Y filosofando un poco entre mis  pocos conocimientos de la Escrituras, creo estar segura, sin equivocarme, que al hacerlo volvería a ganarlo otra vez... Así que esa persona y yo nos encontraríamos allí juntos y felices en el Cielo, gozando de una eternidad maravillosa y del amor de Dios.
Hay una frase, que siempre ha llamado mi atención y que me causa una suave sensación cuando pienso en ella, haciéndome reflexionar en todas las personas que lo han hecho, sin pensarlo ni dudarlo, por otras. 
No hay amor más grande  que aquél del que da la vida por el prójimo.
Supongo que forma parte de mis frases favoritas y a eso se refiere la pregunta de este premio. 
Pues dicho esto pasamos a entregarlo a:


PREMIO ESTOY A TU LADO


 Éste es un premio muy especial que me llega de Sor Cecilia http://estoyatuladosorcecilia.blogspot.com/  . Una gran amiga  con un blog estupendo y relajante, con pensaminetos y reflexiones, con frases y moralejas que sirven para reflexionar uno mismo en sí  y en los demás.
Se lo agradezco mucho, pues no hace mucho que sigue mi blog
y en ese poco tiempo hemos congeniado mucho.
Gracias Cecilia con todo mi corazón.


 Este premio lo concedo a todos los escritores y poetas que visiten mi blog con todo mi cariño y gratitud,
por tenerme en cuenta y pasar de vez en cuando, algunos dejándome comentarios maravillosos otros en el anonimato total.


A todos los premiados muchísimas felicidades.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 56



Habían salido muy temprano al amanecer, aunque el viaje hasta Salisbury, una ciudad situada al Suroeste de Inglaterra en la confluencia de cinco ríos que transcurren por un condado llamado Wiltshire, no tomaba más de dos horas desde Londres. Paul quería llegar pronto para instalarse con tranquilidad y aprovechar a fondo la mañana. Además de Laura, iban en su coche Vicky, Ritchie y Lourdes. John había decidido no salir tan pronto, detestaba madrugar tanto y llegaría obviamente más tarde. George, Carmen y Daphne viajarían con él, mientras que el resto del grupo, o sea, Bob y Alice, habían decidido ir en tren. La noche de antes  John dejó muy claro que no quería a Vicky Blackwell en su coche y Laura se había encargado de convencer a  la chica  para que fuera en el Mini con ellos y esperara la llegada de John mientras colocaba sus cosas, como si fuera una especie de sorpresa para el chico. Aunque le costó un poco hacerla comprender aquello de la sorpresa. Sólo la certeza de que ella tenía una de verdad para John, hizo que accediera a ir en el coche de Paul y esperar su llegada.
Laura le sostenía la puerta y pensaba que si Vicky empezaba a hacer preguntas llegaría al fondo de que todo aquello no era nada más que una excusa para convencerla de que fuera con ellos. Suspiró haciéndose la pensativa adoptando una postura de agrado para comentarle:
―No lo sabrás nunca si no estás allí para cuando llegue ―precisó mirándola de una manera muy sugerente indicándole que haría lo correcto entrando en el coche―. Ya sabes cómo es John… No se aguanta con sus manías y sabes también que últimamente por las mañanas no está de muy buen talante que digamos… Así que mejor dejas que desfogue sus malos humos conduciendo durante el viaje y así cuando llegue a Salisbury ya irá más calmado.
Vicky pareció pensativa de nuevo. Laura temía que se echara atrás y decidiera que quería ir con él. Lo que Vicky no sabía era que si tomaba esa opción tendría que ir en tren.
―Está bien…―asintió entrando en la parte trasera del vehículo―. Eso que dices tiene su lógica. Además tengo una grata sorpresa para él. Será una correspondencia de estupendas sensaciones…
Laura suspiró relajándose, subiéndose inmediatamente detrás de Vicky.  Intercambió miradas con Paul que ya había puesto en marcha el motor.
―¿Nos vamos ya? ―inquirió el chico.
Laura asintió con un gesto.
 Eran las 8:00, acababan de llegar a Southampton y Paul estaba dando vueltas a una rotonda buscando las señales indicadoras, había estado buscando el GPS de su padre, pero ni en su despacho ni en el dormitorio, ni en la sala de lectura lo había encontrado; así que consultó la ruta en Google antes de salir y tomó la más larga, pero con menos peajes y así le resultaría menos gravosa y sin tantas paradas.
―Creo recordar que ponía tomar la salida hacia Basset Green Road y seguir hacia Swaythling… ―decía el chico mientras iniciaba la segunda vuelta.
―Winchester… Centro Ciudad. Cementerio. Aeropuerto… ―decía Laura mientras leía las señales indicativas a Paul―. Parece que ninguno muestra que dirección debemos tomar… ―siguieron volteando la rotonda y Laura leyendo las nuevas señales que encontraban a su paso―. Centro ciudad, puerto, paseo marítimo, muelle este… Esas señales indican el camino a seguir dentro de la ciudad. ¿Nos hemos perdido?
―Daremos otra vuelta… ―sugirió Paul girando el volante para tomar de nuevo la rotonda.
―Ten cuidado avisa de radares más adelante… Aunque para eso tendremos que dejar de dar vueltas como un carrusel en esta rotonda. ¡Qué mareo!
―Estamos un poco despistados, chicos… ―suspiró Paul desorientado―. Tendré que consultar el mapa.
―Lo que viene a significar en idioma ordinario… ¡Que nos hemos perdido! ―completó Ritchie con su humor de siempre vociferando la última parte de la frase… por lo de ordinario―. ¿Os parece que paremos a descansar un rato? A ver si estirando las piernas se estira la mente y nos despertamos de una vez. Paul y yo consultaremos el navegador del móvil a ver si podemos salir de aquí.  Venga bro, apártate a un lado y lo miramos en un momento, que ya me empiezo a sentir atontado de tanto dar vueltas.
―¡Sí! ―exclamó Vicky llevándose las manos a la boca conteniendo una arcada―. Para, Paul, por favor y déjame salir o pondré tu coche hecho una pena…  Yo también estoy mareada… ¡Creo que voy a vomitar! ―los urgió por salir de prisa del coche.
Paul salió de la rotonda y paró rápidamente pensando que Vicky le iba pringar el coche de vomiteras y se apeó a toda prisa para dejar que ella bajara. La chica corrió hasta acercarse a un árbol donde se apoyó para devolver todo el desayuno que había tomado. Laura y Lourdes se acercaron tras ella, para prestarle un poco de ayuda con una botella de agua que habían comprado en la estación de servicio, cuando repostaron antes de salir de Londres, pero Vicky no la aceptó, siguió dando arcadas y vomitando líquidos un rato. Laura se sintió apurada de verla, pues se estaba deshaciendo en náuseas y ya no arrojaba nada, pues poco podía arrojar desde su estómago después de lo que había devuelto...

sábado, 10 de septiembre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 55


La Navidad no se presentaba de lo más feliz, como se cantaba en la típica canción, en casa de los McClellan, pues aquella mañana había explotado la bomba que Paul había estado temiéndose durante todo aquel tiempo desde que supo de las infidelidades de su padre. Al fin había sucedido lo que más le había inquietado y eso, junto a la falta de Laura, lo habían sumido en un tristeza muy particular, pues avivada por los acontecimientos, todo carecía de importancia, ni el “espíritu navideño”, que se encontraba por todas las partes, podían levantarle los ánimos.
Después de la noche de la cena de empresa, la presentación de la maqueta y el proyecto ideado por Laura Bernal y la tarde en la que acudieron al teatro de la RADA para ver a su hija Ruth, James McClellan había dado por concluidos sus compromisos de cara a  su familia. Había decidido abandonar el hogar y marcharse a vivir con Lydia Reynolds, quien parecía haber ganado la partida a Pat por el momento. Una tremenda discusión con su esposa, en la que no se recataron, como en otras ocasiones, metiéndose en su dormitorio para que sus hijos no les escucharan, había disparado el momento de la sinceridad y se dijeron a la cara todo aquello que no se habían dicho nunca. Los gritos, las descalificaciones y los reproches volaron de un lado para otro, haciendo diana en sus mismos ejecutores como dagas voladoras que buscaban el centro del corazón del otro para cumplir su cometido. Pat no podía más, escuchar tantas palabras vacías de parte de su esposo, no le entraba en la cabeza… El nivel fue subiendo y subiendo hasta que histérica le gritó:
―¡Márchate, Jim!  ―vociferó desgañitada sosteniéndose las sienes con las manos―.  ¡Márchate de una maldita vez y deja de martirizarme de esta manera tan cruel! Ya no me quieres, ya no me soportas, te parezco anticuada mentalmente y estoy lo que se dice en argot de tu nuevo capricho pasada de moda, ¿no? ―le recriminó con la respiración alterada, la cabeza le iba a reventar―. Pues, ¡márchate!
Jim la miró serio al escucharla, no le contestó con otro envite de quejas rayanas en la completa decepción, se tomó su tiempo, caminó de un lado para otro atravesando el dormitorio de izquierda a derecha, tal vez pensando en una contestación absoluta, tal vez dirimiendo las posibilidades de un decisión que no había sido capaz de tomar antes, tal vez sopesando los pros y los contras de tomarle a Pat la palabra y quitarse un peso de encima.  Un peso de encima… ¿Era eso lo que significaba su familia para él? No, ése no había sido un pensamiento demasiado acertado.  Al segundo de pasar por su cabeza ya estaba arrepentido de haberlo formulado. Su familia era todo para él. Ni siquiera se había planteado el tema de un divorcio, ni una separación. No sabía cómo Pat se había enterado de aquello y cómo había sido capaz de contárselo a Paul. Pero lo cierto era que lo habían sabido desde hacía mucho tiempo...

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Avalancha de Preimos

   Hola amig@s, me han vuelto a premiar, pero en esta ocasión no es sólo un premio... No, no, no...
Es una avalancha de premios que no sé que hacer con ellos en este momento en que estoy trabajando duramente acabando la historia de Laura para enviarla ya a la editorial...
No resulta nada fácil darle un fin a una historia con la que te relacionas tan íntimamente durante tanto tiempo, y mucho menos complacer a todo el mundo, porque supongo que habrá preferencias... Así que me atrevo a preguntaros que esperáis del final. De esta manera me resultará más fácil enfocarlo de una forma que complazca a la mayoría. 
La historia de Laura puede tener muchos finales, pero sólo uno acertado y, habida cuenta de que en la estadística la pregunta sobre una segunda parte va ganado en votos sobre las otras, me planteo seriamente en efectuarla, por lo que el final debe estar directamente ligado al principio de esa hipotética (de momento) segunda parte.
Bien, no me enrollo que me conozco... 
¡Los Premios! Hablábamos de los premios. Pues bien... El primero de ellos:

PREMIO GRACIAS POR SEGUIRME.
Otorgado desde el blog de  mi queridísima Esthervampire. http://invasion-z.blogspot.com Una estupenda narradora de relatos zombies y me imagino que de cualquier cosa que se proponga crear. Me encanta como lo hace y eso que a mi nunca me gustaron los relartos de ese tipo, pero con Esther voy a acabar adorándolos.
Ella es una de mis seguidoras "number one"
Le doy las gracias por entregármelo y le pido que me disculpe lo sucinta que voy a ser, pero tengo mucha prisa por volver con Laura. jajajaja. Un final me espera.
Ahora voy a responder a la pregunta que me hizo Esther: ¿Has llorado alguna vez con un libro? ¿Cuál?
En realidad son dos preguntas, pero comprendo que si sólo se dice que sí, la respuesta es demasiado escueta.
Pues sí. más de una y más de dos. Es que soy muuy sensible y la primera vez que lloré con un libro fue a los 13 cuando leí La llamada de la Selva de Jack London. El final me emocionó de tal manera que no pude contener las lágrimas.
Otro fue a los 15 o 16 Pregúntale a Alicia.  Su autora era la tal Alicia, pero no me acuerdo del apellido. Era un diario de una adolescente que huyó de casa y se enganchó a la droga y murió por su causa. Me lo leí de una sentada en una tarde. Me impresionó muchísimo la historia real de aquella chica.
Otro, que recuerdo, ya a los 25, fue  Caballo de Troya 1. El martirio y la pasión de Jesús contados de la mano de este genial escritor que es J.J. Benítez y en  la forma en que lo relata, me llegaron profundamente al alma y no pude contener unas lágrimas y unas reflexiones también, pero no vienen al caso. 
Y bueno... he de reconocer que también se me saltaron las lagrimillas con uno mío... ¿Por qué no? Se llama Destino Crucial y en esa novela te encuentras unos capítulos sobre  el atentado atroz del 11 de Septiembre de 2001 en Nueva York. Para mí realizarlo y plasmarlo supuso ya un trance de sufrimiento, pero me sorprendí a mí misma con esas lágrimas de sentimiento cuando leí lo que había escrito, la verdad, no me lo esperaba. Considero a esa novela mi obra maestra (de momento). ¡Nunca digas nunca! Y si puedo superarme a mi misma no dudéis en que lo haré.
Bien, ya creo que la respuesta ha sido completa y sincera. 
Ahora le toca el turno a mi pregunta:
¿Qué tres cosas harías si llegaras a ser un escrit@r famoso?
Bien, y por último se lo otorgo a:
Espero que todos se sientan felices.


PREMIO SUNSHINE AWARD


Llega desde Lima, Perú. otorgado por una seguidora de mi historia llamada María. cuyo blog http://retoqueyalgomas.blogspot.com/ os invito a visitar.
con gusto lo otorgo a los siguientes blogs que son auténticos "sunshines"

P:S. Mañana subiré otro más a ver si puede ser más de uno, 
pero prometo tener todos subidos antes de la próxima entrada.

¿Qué te atrae más de la novela y te hace disfrutar de ella? (puedes elegir más de una respuesta)

¿En que capítulo de la novela te enganchaste?

Save creative