Si todavía no me sigues... ¡Apúntate al club!

REMES

REMES
Red mundial de escritores en español
<<<☺☺☺ >>> QUERID@S LECTOR@s bienvenid@s a mi blog Un solpo de brisa fresca: La lectura. Espero que os sintáis bien en él mientras dure vuestra visita <<<☺☺☺ >>>.
gadgets para blogger

Que las hadas y musas elijan un capítulo para ti. Con suerte te quedas a compartir esta aventura.


Ver una entrada al azar

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Una Erasmus para Laura - Capítulo 60




 El establecimiento de Café Presto en Torrington Place era un hervidero de estudiantes a aquella hora en busca de un sándwich o un café. John lo había preferido a Costa Coffee y había llegado caminando hasta allí huyendo de encontrarse con caras conocidas que le hicieran preguntas y lo pusieran en un incómodo compromiso.  Estaba sentado en una mesa retirado de la entrada, no quería ser descubierto por el primero que llegara y lo reconociera implicado en la comidilla de la facultad: el asunto de Vicky Blackwell. Parecía que durante aquellos días no había otra cosa de que hablar en la Bartlett. Como si no hubiera en qué emplear el tiempo…
Hasta después de tener su café con leche doble muy caliente y dos sándwiches mixtos de jamón y queso, no empezó a sentirse seguro de que en aquel rincón podría estar a salvo de los indiscretos. No quería ver a nadie, ni a sus propios amigos. Se sentía demasiado vulnerable en esos instantes y un perdedor, como para permitir que lo viesen en aquel lamentable estado.  Estaba siendo consciente de que los errores cometidos se estaban cobrando su tributo, pero él nunca hubiera pensado que el tributo pudiera ser tan grande que podría apartarlo de su carrera como arquitecto, y al paso que iba, eso mismo era lo que  estaba a punto de suceder. Nunca debió dar a Vicky Blackwell una oportunidad de acercarse a él. Tenía que haber sido firme en eso y no haberse arrimado a ella cuando le interesó de alguna manera. Craso error que cometido llevado por el orgullo para demostrar a Paul… “¿Qué le había demostrado realmente?” Se preguntó sin encontrar ninguna respuesta que le satisficiera. Pero de lo que sí estaba seguro era que de todas las chicas que había conocido, Vicky era una más entre un millón y debería haber sido lo bastante sagaz para darse cuenta que ella le estaba ganando la partida poco a poco sin que él pudiera hacer nada por evitarlo. John se sentía un gran perdedor, no sólo por todo lo que estaba pasando, sino por perder a Laura también. Alguien tan cerca de él y tan lejos a la vez. Ni sus risas ni sus ocurrentes palabras le servían ahora de mucho; mas, de manera contraria, estaban haciéndole sentirse como un payaso en manos de aquella pequeña marrullera que le extorsionaba de una manera increíble y astuta, obligándole a esconderse detrás de una máscara donde poder lamentar su amargura a solas en un rincón apartado de aquel bar. Mientras se preguntaba por qué le ocurría eso a él. Qué había hecho tan malo para merecer que el destino le hiciera pasar por algo semejante… Pero ya era demasiado tarde para emprender un camino distinto, debía encontrar la salida de ése y escapar hacía la razón que le asistía, para demostrar que nada de lo que Vicky afirmaba era cierto. “¡Maldita la hora en que le puso una mano encima!”  Se recriminó duramente mientras apretaba los puños con ganas de golpear algo… o alguien… Pero no. debía conservar la calma y hacer las cosas de manera lógica y sensata. Sólo entonces lograría rescatar su dignidad ofendida y dejar de sentirse un perdedor. A pesar de todo y de lo que los demás pudieran pensar, él no era lo que parecía ser. Era John Lane, un joven prometedor, estudiante de arquitectura e iba a encararse con su destino y tomar las riendas de su vida sin dejarse manipular por nadie. Aunque todavía no sabía cómo hacerlo.
Cuando acabó de comer abrió su libro de Historia y se colocó al lado una carpeta con folios de apuntes. Empezó a leer, pero su mente divagaba entre las líneas consumiendo letras sin sentido mientras que sus ideas no se apartaban de problema que planeaba sobre su cabeza. Estaba completamente distraído, abstraído en los consejos de Mr. O’Toole, las broncas de sus padres, las bromas y recomendaciones de sus amigos y las palabras de la aprovechada de Vicky incriminándole de aquella manera tan sucia en algo que podría haberse solucionado de una forma más normal y sin darle tanto pábulo a diestro y siniestro como había hecho la muy pérfida. ¿Persiguiendo qué? ¿Su amor? “Pues estaba lista”. Se dijo mientras garabateaba en el papel. “El orgullo viene antes de la caída”. Pensó con determinación en el proverbio, y no iba a prescindir de él por muy bajo que hubiese caído ante sus padres o sus amigos, si le quedaba alguno... Sin embargo, por más que analizaba todo el tiempo transcurrido desde que comenzó el curso, era difícil caer en la cuenta de lo que estaba pasando y cualquier esfuerzo por buscar la luz parecía inútil. De repente se fijó en los garabatos que había dibujado en el folio que emborronaba con ellos. Eran eles, una detrás de otra… Soltó el bolígrafo sobre la mesa, como si le diera calambre, tan fuerte, que fue a parar al otro extremo y no lo detuvo por un micro-segundo antes de que volteara al suelo sin remedio. Se agachó para buscarlo y cuál fue su sorpresa que, al alcanzarlo, una mano femenina ya lo había atrapado al llegar al suelo y estaba dispuesta a devolvérselo con una sonrisa tan encantadora como sugestiva que John no recordaba haber recibido de nadie en semanas.
―Se te ha caído ―le dijo Jane Archer alzándose del suelo tras recoger el bolígrafo de John.
Él se quedó mirándola un poco fuera de contexto, no se había dado cuenta que por huir de sus compañeros y amigos se alejó de Costa Coffee en busca de seguridad y soledad, pero se había metido en Café Presto, la cafetería que era frecuentada por los alumnos de la RADA. Era demasiado tarde cuando cayó en la cuenta al ver a Jane sonriente y solicita, con la mano extendida, devolviéndole el bolígrafo.
―Hola ―le dijo levantándose para saludarla, dándole un beso en la mejilla, a la vez que oteaba los alrededores en busca de Ruth McClellan, su sombra.
Jane le devolvió el saludo complacida de verle y haberle encontrado allí por primera vez en tanto tiempo. Echó un fugaz y taimado vistazo a su alrededor, que a John no le pasó desapercibido, intuyendo su intención de saber si Paul se hallaba cerca de él.
―¡Qué raro verte por aquí! ―continuó diciendo Jane.
―Trataba de estudiar un poco ―expuso John como excusa, no pensaba decirle la verdad de su situación―. Bueno… pasar apuntes y eso… No se puede concentrar uno mucho con tanto ruido. Pero los sándwiches son muy buenos… ¡y el café! ¿Te apetece tomar algo?
―Estoy con Ruth McClellan y otros compañeros en una mesa del fondo  ―le comunicó señalando hacia la mesa donde los demás estaban mirándolos sin quitar ojo―. Pero supongo que no se irán sin mí, si me tomo algo contigo… ¡Un café irlandés!
John levantó una mano para saludar y Ruth le contestó acompañando al saludo con una sonrisa que le pareció falsa.
―Pues que sean dos ―le dijo con la mirada fija en el bolígrafo―. ¿Te importa?
―¿Perdón?
―El boli…
―¡Ahh! Sí, el bolígrafo… ¡Cómo no! Toma ―se lo ofreció.
―Siéntate, por favor… ―le pidió con amabilidad―. Voy a pedir los cafés.
Jane le brindó una sonrisa protocolaria al ver que se dirigía a la barra y se quedó mirando al chico. Intuía porque estaba allí, las noticias de esa índole corrían como la pólvora. Encontrarle había supuesto de momento una oportunidad de oro que, por supuesto no pensaba desperdiciar. Llevaba semanas urdiendo un plan y John significaba una gran aportación logística a ese plan. Antes de que John volviera con los cafés, se volvió hacia la mesa que ocupaba con Ruth, Tyler y otro chico compañero de la RADA y les hizo señas con la mano indicándoles que esperaran...

14 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Hola Laura, estaba esperando impaciente un nuevo capítulo y aquí está. Muchísimas gracias y un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Kate dijo...

Venía a avisarte de un microrrelato que anda por mi blog y me encuentro esta tremenda surprise (:
"―Quedarían bien en el trastero… Está arriba, en la azotea ―le señaló con un dedo hacia el techo―. Si te fueras a vivir allí también tú, me harías un favor." Crudo pero sincero...
¡Y por fin llegamos al capítulo 60!

Pakorro dijo...

En este capítulo se vislumbra ya muchas cosas que van a pasar. al menos a mí me lo parece. El recibimiento de Vicky es espectacular con invitación al harakili y todo. ¡Cómo la quiere! pero a mi parecer este chico es muy duro. No me da buena espina todo esto.
Besitos♥

Miguel de la T.P. dijo...

Estimada amiga cuando termine de leer la entrega sesenta te la comentare. Hoy mi comentario es mi felicitación Navideña

Estimad@ amig@, como cada año y ya son dos mil doce los que hace que nuestro Señor Jesucristo llego al mundo para asumir y cargar con nuestros pecados, El que quiso ser hombre y nacer tal, pero el hombre apenas lo acepto, y aun mas, lo crucifiquemos, lo lamento de todo corazón. Hoy me dirijo a ti con la sana intención de desearte desde mi punto de vista cristiano una feliz Navidad llena de Paz, Amor y Felicidad, que Dios Niño te colme de vienes, esos vienes que sean de salud y amor, amor hacia uno mismo y los demás, que la pobreza y la enfermedad se vallan erradicando y poco a poco desaparezcan, que no hallan tantos niños muriendo de enfermedades, hambre y miseria que tengamos un poco de nuestro corazón puesto en ellos, que nuestros mayores sean atendidos, puesto que mañana nosotros seremos los nuevos mayores, en fin, se quedan tantas cosas en el tintero, que solo me queda dejarte un pequeño poema y desearte una muy feliz Navidad.

Blanca luna

Pronto llega la luz del alba
Anunciando lo nuevo acontecido
Sendero nevado, bien venido
Sueño que alumbra lo prometido.

Al alba soñaba la blanca luna
Viendo temblar al pobre José,
Que sintió un escalofrío
Al hacerse la Virgen río.

Llorando quedó la noche
Entre pastores y suspiros,
Que deja en un pesebre metido
Al niño Dios recién nacido.

Cayendo quedó la nieve
Sobre el alba de Belén,
Que sintió sobre sí, el bien
Del amor divino florecido

..::Deliutus::.. dijo...

Oh làlà!! Esto está que echa humo. Uno las "actricillas" cada vez son más pueriles y al mismo tiempo retorcidas. ¿Qué pasa? ¿No aprenden de los golpes de la vida?

John... siempre John. Parece ser que va comprendiendo la dimensión de sus actos, pero sigue en esa posición de macho alfa, inaccesible, perfecto, con la razón siempre de su parte que le ha acarreado todos los problemas que tiene ahora. Es una persona muy egoísta, aunque se ve algo de luz en el fondo. Dependerá de como se sucedan los hechos.

Y Vicky... pufff, es un ser retorcido que se merece todas las duras palabras de John. Es una enferma obsesionada que se cree parte de su historia inventada. Y su castillo de naipes está a punto de venirse abajo. No sé cómo es tan ilusa de creer que todo va a salir bien.

Como siempre genial, me ha gustado mucho... sobre todo "cerebro de mierda" y el "no tropieza y se abre la cabeza" aunque eso demuestre que mi adorado John es un patán con clase, nada más.

´Kisses

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi querida Laura, usted si que es «Un soplo de brisa fresca en mi blog» se lo agradezco tanto...
Yo no puedo corresponderle con tanta generosidad y constancia como usted tiene, cualidad que admiro en usted.
Gracias por su felicitación que la acojo en mi alma como venida del cielo
Gracias
también le deseo a usted na Santa Navidad.
Le dejo un beso de mi ternura
Sor. Cecilia

Delia Lozano dijo...

¿Pero a John que le ha pasado? Se le ha ido la pelota? ¿Cómo se le ocurre divulgar tal secreto a semejante arpía? Esto va a tener tremendas consecuencias para Paul y Laura.
La bienvenida ha sido monumental. A mi me dicen eso y creo que no paso de la puerta, ¿que tiene Vicky en la cabeza a demás de serrín? eso y vivir con tu enemigo visceral es algo muy parecido que puede acabar muy, pero que muy mal. John en su linea de fiera enjaulada, aunque en el fondo debo admitir que algo de razón le asiste para estar así. Tal vez le fallan las formas, pero no el fondo.
De cualquier forma un capítulo genial.
¡Empieza la conclusión! además de la larga espera, pero criaremos paciencia, no queda otra.
Besos cariño.

Gastón Segura dijo...

Apreciada, Laura, gracias por tu correo y por invitarme leer tu novela. La verdad, es muy atrevido y , al vez, muy clásico (el viejo folletín francés) esto de ir colgando en la red capítulo a capitulo de una novela, porque el"medio" digital es muy distinto del papel, incluso del e-book. Ojalá, te salga bien, pero ya te digo, es muy arriesgado.

J.Maseda dijo...

Hola!!! Gracias por tan agradable y deleitosa felicitación navideña. Me ha encantado sobre todo porque sé que siempre estás ahí con tus mejores deseos para los "blogueros" que te leemos. Lamento no haber estado más activo en cuanto a comentarios en estos últimos meses, pero entre una cosa y otra, el trabajo y que la vida cambia, ya ves, voy visitando de poco a poco. Últimamente he notado un bajón importante en los comentarios de mi Blog y me he dado cuenta que personas como tu merecen la pena, porque, aunque tarde tiempo en visitarte tu siempre vienes y me alegras el tiempo con tus maravillosas palabras, mientras muchos de los que antes me visitaban y, al no poder dejar comentarios en sus Blogs, se pierden por el camino. En fin, sé que hay más poetas que poesía. Gracias a Dios ahí estás tu y quiero agradecerte el apoyo incondicional, espero enviarte mi libro en cuanto lo tenga. Me alegra saber que sigues escribiendo, tengo que ponerme pero YA, al día con tu novela jejeje. Un abrazo muy fuerte y sobre todo, FELIZ NAVIDAD para ti también mi queridísima amiga!!!

Esthervampire dijo...

Holaaa!! Ya estoy aquí!! Siento la atrdanza, las fiestas y demás cosillas me tienen hastaarriba (y los regalos de navidad y reyes, que ya estan aquí XDD). Bueno, el capítulo ha sido bastante completo, han faltado Laura y Paul pero no pueden salir siempre XDD Empecemos por Jane y Ruth,vaya dos víboras más malas, que como se muerdan la lengua se envenenan. Menudo plan, y Paul buscando su móvil, misterio resuelto, la van a hacer una encerrona con él...¡Su propia hermana! Qué mal.. u.u
Pasemos a la revelación de John a jane XDd Se ha quedado de piedra, y ¿Aun así, sabiendo eso quiere joder a Laura por Paul? Esta tía está colgada, yo me pagaría un psicólogo antes de intentar volver con una persona que me engaña de esa forma. Jane está colgadísima.
Y ahora la prte de Vicky XDD Esta chica me resulta súper graciosa, está más loca que Jane y todo!! XDD mira que pensar que John la va a aceptar agún día... Lo que digo, loca XDD Y John.. no me extrañaría que en vez de ser Vicky la que se corte las venas sea él XD No lo está sobrellevando muy bien y lo de la prueba... No sabe lo cerca que está de pillarla.
Aunque le entiendo, no podría poenr la mano en el fuego por que el bebé no fuera suyo... y menos usando esos métodos inexistentes anticonceptivos XD
¿podría Vicky falsificar con la aydua de la otra chica la prueba que ha pensado John? Creo que no... ¡´Qué emoci´no!
Un besazo enorme y estoy muy intrigada por leer como sigue =D ¿Qué tal co la editorial? ¿Hay novedades?

PEPE LASALA dijo...

Desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea, te deseamos de todo corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, con la felicitación que hemos creado en nuestro blog.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Paso a dejarte mis buenas noches.
Se feliz
Con ternura
Sor.Cecilia

Delia Lozano dijo...

Pues eso hermana, pasaba por aquí a dejarte mis felicitaciones por tu premio literario recien ganado,y también acompañarte en la espera de tu pronta publicación, y como tal sueño hecho realidad.Que no veo en que llegue el día.Buenas noches con mucho cariño.¡Ah!Que te quede un lindo árbol de Navidad y que Dios Jesús te bendiga por siempre.

Delia Lozano dijo...

Acabo de terminar de leer Una Erasmus para Laura y he de decir que me ha requetegustado. Recominedo a todos/as que la compren y la lean, es un buena obra y una buena compañera para pasar el verano. Encontraremos dentro de ella cosas inesperadas que nos harán reír, llorar y estremecernos y, llegando al final, sentir mucha tristeza porque se acaba la historia. He leído hasta los agradecimientos para estrujar hasta su última letra.
Así que Chapeau tres veces o... tres millones de veces.
Besos hermana.

¿Qué te atrae más de la novela y te hace disfrutar de ella? (puedes elegir más de una respuesta)

¿En que capítulo de la novela te enganchaste?

Save creative