Si todavía no me sigues... ¡Apúntate al club!

REMES

REMES
Red mundial de escritores en español
<<<☺☺☺ >>> QUERID@S LECTOR@s bienvenid@s a mi blog Un solpo de brisa fresca: La lectura. Espero que os sintáis bien en él mientras dure vuestra visita <<<☺☺☺ >>>.
gadgets para blogger

Que las hadas y musas elijan un capítulo para ti. Con suerte te quedas a compartir esta aventura.


Ver una entrada al azar

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Una Erasmus para Laura - Capítulo 23

El sol acompañaba para tomarlo sentada en el césped cerca de algunos de los gruesos troncos de los eucaliptos que había en el jardín de la residencia. Después de arreglar y colocar su ropa, que a primera hora de la mañana el servicio de lavandería repartió por todas las plantas, Laura decidió que leer los libros que Paul le había dejado, sería una gran idea. Bajó hasta la calle y buscó un buen lugar. Era el primer sábado de “castigo” y quería simplemente olvidar lo sucedido y tras una dura semana en la facultad, relajarse aquella soleada mañana leyendo los libros de Vitruvio. Los diez libros de la arquitectura. Se sentó en la parte trasera donde estaba más resguardada de los ruidos de la calle, aunque no había muchos, pero los coches pasaban de vez en cuando, así que prefirió retirarse a la trasera del edificio y allí abandonarse a la lectura. Abrió el primer libro. Y el primer capítulo decía: “De la colocación de los edificios en orden a las condiciones de los parajes…” pasó a otra página y leyó: “…Pero yo, César, jamás pensé amontonar riquezas con ésta mi arte, pues siempre fui de opinión, que la pobreza con honra debe preferirse a las riquezas con infamia. Ésta es la causa de ser poco conocido. Pero ahora, con estos escritos, podré serlo, aún de la posteridad…
Laura pensó en el viejo Vitruvio, sonrió ante la idea que todos los artistas anhelan la posteridad y descubrió que en su interior también deseaba que sus obras fueran reconocidas admiradas con el paso de los tiempos. Tomó el segundo libro y lo hojeó de igual manera, pero de repente algo salió despedido de una de sus páginas que voló a un trecho de Laura, que se tuvo que levantar para alcanzarlo. Al observar el papel vio que era la fotografía de una mujer de unos treinta y tantos o cuarenta años, al menos eso era lo que parecía… Era muy llamativa, de facciones finas, rubia, de ojos azules y piel blanca. Elegantemente vestida, lucía joyas caras y su ropa era de marca.  Miró por detrás y había unas palabras escritas con excelente caligrafía hechas con tinta de pluma estilográfica. Decía:
Sep./14th/2008 /
Nadie como tú en mi vida. Nada como tu amor.
Te quiero. Lydia.
Inmediatamente Laura pensó que debía tratarse de una foto de la madre de Paul tomada algunos años atrás, pues no podía ser tan joven como aquella imagen mostraba para tener tres hijos en edad universitaria. Sonrió mirándola de nuevo, la mujer de la foto era elegante y enigmática, le sonaba su cara; de repente se dio cuenta de eso. Pero no recordaba de donde. Además se dijo que cómo le iba a sonar la cara de la madre de su amigo… Como no hubiese tropezado con ella por alguna calle de su Málaga natal, en el Museo Picasso o en alguna de las maravillosas playas de la Costa del Sol. ¿De dónde?  ¡Absurdo! Aquella impresión debería ser una confusión, de eso estaba segura. Observó sus ojos, había algo en la mirada de la mujer que hacía desear conocerla, se podría decir que era afable y afectuosa.  Sin embargo, no existía ningún parecido físico con Paul y, como él mismo le había dicho, su hermano Mike y él se parecían a papá. A Laura no le extrañó por eso mismo, porque, de aquella mujer, Paul no tenía ningún sólo rasgo.
El sonido de su teléfono móvil la sacó de sus pensamientos, miró el número en la pantalla, era John. Le pareció oportuna su llamada, llegaba como una ráfaga de aliento para fortalecer sus ánimos para enfrentar la idea de estar prisionera de las normas estúpidas de aquel lugar llenar un rato con risas y charla que, seguramente John, le iba a dar a las mil maravillas...

4 comentarios:

Delia Lozano dijo...

Que pena me da, de que tanto John cómo Paul esten enamorados de Laura.Pues sin duda habrá una contienda entre ellos y siendo tan buenos amigos.Sin duda los alejará.Y sobre Carmen;qué poquito se parece a su hermana,no me gusta nada el que sea tan envidiosa, pero a ver, haberlas haílas

..::Deliutus::.. dijo...

Pobre Pat, el mamón del padre con la putita de Lydia.. Mala sarna le entre donde todos ya sabemos (a los dos, of course) La verdad a mí me da un poco de pena John y Paul, menudo marronazo, pero... John la vio primero... Paul ha sido un poco entrometido. Si pudiera le "esconchaba" un ojo XDDDDDDDD. Me mola más Johnny, ese dulce y sexy teddy boy.

escritora Laura M.Lozano dijo...

...It´s only love and that is all
What should I feel the way I do?
It´s only love and that is all,
but it's so hard loving you...(para mi hija)

Sí cariño, la vida está llena de marronazos. Igualmente en la ficción , para Pat, para Paul, para John...
Muy bello eso de Johnny, ese dulce y sexy teddy
boy. Me ha encantado

marymaria dijo...

Parece que Laura esta enamorandose... la cuestión es ¿De quién? =S

Bueno, sea Jhon o sea Paul ambos tienen cualidades y defectos que los hacen especiales. Pero si yo fuera Laura me quedo con Paul.
O con Jhon?

aaaaaaaaaaaaaah!!!!!!!!!! ya me gustan los dos =S

¿Qué te atrae más de la novela y te hace disfrutar de ella? (puedes elegir más de una respuesta)

¿En que capítulo de la novela te enganchaste?

Save creative