Si todavía no me sigues... ¡Apúntate al club!

REMES

REMES
Red mundial de escritores en español
<<<☺☺☺ >>> QUERID@S LECTOR@s bienvenid@s a mi blog Un solpo de brisa fresca: La lectura. Espero que os sintáis bien en él mientras dure vuestra visita <<<☺☺☺ >>>.
gadgets para blogger

Que las hadas y musas elijan un capítulo para ti. Con suerte te quedas a compartir esta aventura.


Ver una entrada al azar

sábado, 6 de noviembre de 2010

Una Erasmus para Laura - Capítulo 18


―¿Dónde vas? ―la detuvo Paul, dándose de bruces con Laura. También traía bebidas en la mano que casi le tiró encima―. Llevo haciendo cola en el bar una hora… ¡Qué cantidad de gente hay esta noche! Parece estar medio Londres aquí metido. Espero haber acertado… ―concluyó extendiéndole una de las bebidas―. La botella está recién abierta ―le explicó guiñándole un ojo.

Ella se detuvo en su aparente huida e hizo como si no hubiera oído lo que él le decía sobre la bebida, pero, inmediatamente pensó que si no la aceptaba, la conversación con él se habría acabado. Y aquel guiño de complicidad le había calado hondo, porque sus guiños eran siempre provocadores, aunque no llevaran esa intención. Los ojos de Paul eran tan expresivos y pícaros, con aquellas largas pestañas, que los hacían más bellos todavía, que Laura había sido cautivada por ellos desde que se fijó en él. Mucho más si le guiñaba de aquella manera tan sexy en que lo hacía. Pero sus ideas trataban de ir por otra parte, pensando en su fuga de John del cual le había costado bastante librarse. Sabía que Paul no era el indicado para pararse a charlar en aquel instante, si realmente deseaba desaparecer un rato del radio de acción de John Lane, porque él era su amigo del alma y podía aparecer detrás de Paul en cualquier momento y de nada le hubieran servido todos sus esfuerzos. Pero no le quedaba otra que pararse para no parecer maleducada, por la forma en que el muchacho la abordó y porque tuvo la amabilidad de esperar un siglo en la barra para conseguirle una copa entre aquella marabunta de personas que había en KOKO aquella noche. Sin embargo, cuando dejó de pensar que huía de John, se tranquilizó al comprobar que no venía detrás de ella. Miró a Paul a los ojos y le gustó lo que vio.  Le sonrió ampliamente encantada de que hubiera chocado con ella. Después de todo podría resultar ser un buen instante para hablar con él y darse un respiro del pesado de Lane. Decidida se acercó mucho más a Paul para poder hablarle y que la entendiera, pues los decibelios de la música estaban disparados. Después de la tarde en el zoo, ése era un buen momento para seguir conociéndose. ¡Qué diablos!
―Iba… mmm… ¡al servicio!… ¡La bebida! ―le sonrió sobreactuada―, ya sabes… sigue su camino ―volvió a sonreírle dando por supuesto que la entendía.
―Si está tan concurrido como la barra, tardarás una eternidad… ¿Nos sentamos?―le preguntó de nuevo, extendiéndole el vaso con vodka con naranja que ella no había cogido antes―. Es para ti…
Laura miró de nuevo el vaso y pensando en que iba a renunciar por él a hacer pis, ya que Paul le había pasado el parte de la multitud que esperaba en los aseos de señoras, pensó que la propuesta estaba bien, sentada aguantaría mejor. Pero merecía la pena por estar con aquel chico que tanto le gustaba.
―¡Mmm! Delicioso… ―sonrió forzada oliendo el combinado y pensado en quién habría sido el lumbrera que les había dicho a John y Paul que a ella le gustaba el vodka.
―¿No bebes? ―le dijo el chico observando a los componentes de Artic Monkeys que volvían al escenario.
―¡Sí! ―dio un pequeño sorbo―, pero despacio, ya empiezo a ir cargadita… Si sigo bebiendo a este ritmo acabaré la noche hablándole de tú a las farolas o en cualquier rincón durmiendo la pea.
Ella miró a los chicos en el escenario… estaban listos para una nueva canción. Empezaron con mucha fuerza el tema de su último single: Teddy Picker. Los asistentes en la sala aplaudieron y gritaron agitando sus brazos al aire. Era una canción con mucha marcha que hacía que la gente se uniera a ella con facilidad bailando en masa, unidos en sus saltos, disfrutando de la actuación.
―Me gusta el chico ―dijo Laura refiriéndose al vocalista―. No lo hace nada más.
―Lo hace muy bien… ―rió Paul―. Pero yo soy más guapo.
―Presuntuoso ―afirmó sonriéndole amplia y dulcemente como había hecho por la tarde en el coche al despedirse de él después de venir del zoo.
Paul la miró sin saber que hacía. Le devolvió la sonrisa, pero no dijo nada especial por lo que Laura se sintió bastante decepcionada, Aunque no dejó de sonreírle de aquella manera tierna y picarona a la vez esperando oírle de nuevo adular su sonrisa. 
―¿Qué pasa? ―le preguntó el chico al fin preso de la inseguridad que le proporcionaba no saber de qué iba el juego. 
―¿Ya no tengo luz en mi sonrisa?
―¿Luz?... ¿En tu sonrisa? ―repitió Paul sabiendo que se trataba con toda seguridad de algo que había sucedido por la tarde cuando ella estaba con su hermano creyendo que era él―. Por supuesto que sí… ¡Qué tonto soy! Tienes toda la luz del mundo.
―No me dijiste eso… Me dijiste otra cosa que me gustó muchísimo más. Por fa… dila otra vez ―le pidió zalamera.
―Sí, claro… Otra cosa sobre tu sonrisa… Déjame pensar…
El nivel del contenido del vaso de Paul bajó en un instante a menos de la mitad, mientras su mente no dejaba de dar vueltas buscando la forma de saber qué leches le había dicho Mike.
―¿Lo has olvidado? ¿¡Es posible!?
―Lo siento, pero sí ―no tuvo más remedio que decírselo, sintiéndose fastidiado por completo.
―Dijiste que la luz del sol de mi tierra brilla en mis ojos.
―¡Qué jodidamente poético!  …Soy. ―completó tras una pausa―. Ni a mi hermano Mike se le hubiera ocurrido algo tan genialmente singular. Sí es cierto, dear. El brillo de tus ojos derretiría los polos y bailas de putamadre, tía.
―Gracias, eso sí que es poético. ―afirmó irónica, sorprendida por la brusquedad con que lo había dicho―. Tú no lo haces peor. 
―Gracias… ―rió con gana dándole otro buen buche a la copa―. Parecemos dos tontos devolviéndonos los halagos… ¿No bebes? ¡Venga! Hoy es sábado y hay que ponerse a tono con el ambiente.  ¡Fiesta! ¡Fiesta!

6 comentarios:

Kirtashalina dijo...

Hola! Te sigo :)
Me sigues? xD Espero que te gusten mis libros/relatos:

http://ladamalobuna.blogspot.com
http://eldiariodekirta.blogspot.com

Delia Lozano dijo...

Hermana,que bonito,y que miedo, me parece que se va a liar una muy gorda en esa discoteca.Pobre Vicky, lo está pasando muy mal. Me da lástima,al fin y a la postre es una desgraciada,que no va por buen camino. Besitos

Ana dijo...

Ains con lo interesante que iba la noche... Me da mucho coraje la gente que no sabe beber... Hasta en la ficción pasa! :p

..::Deliutus::.. dijo...

¡¡¡Uyuyuyuiiiiiii!!! Esto cada vez se pone más... se pone más... ¿Caliente? ¿A caso siente Paul celos de que su hermano le haya robado el instante del primer beso? Jejeje. La verdad que cada vez está mejor.

John me encanta. Creo que es el personaje de los chicos más fidedigno a como son los chavales de ahora. La noche en la discoteca... Por una parte me he reído y por otra, pobre vicky siempre le toca el sambenito.

Otra cosa, te presto gratuitamente mis servicios de gazapera. Kisses

escritora Laura M.Lozano dijo...

La verdades que Vicky es el personaje más controvertido de la historia, de momento... A mí me pasa lo mismo con John, es tan real, Sin embargo noto que Paul se me va a veces de las manos, pero es que si lo hago mas bueno y encantador... sería tonto. ¿no crees? Además,las musas tiene la palabra y si sale así, es que tiene que salir así... Tú ya me entiendes, hija-gazapera... jajajaja. Pero en general creo que las cosas van viento en popa... ¿O no? =))

marymaria dijo...

Chica mala, eso te pasa por tomar beber,fumar y todo al mismo tiempo!!! además de la porquería que te metiste... No a las drogas!!!!!!!

Voy por el cap. 18

¿Qué te atrae más de la novela y te hace disfrutar de ella? (puedes elegir más de una respuesta)

¿En que capítulo de la novela te enganchaste?

Save creative